Que entre en Diablo y escoja
Por: Contrapunto
Sobre las elecciones de hoy en Estados Unidos



Hoy se están llevando a cabo las elecciones del país más poderoso del mundo, Brack Obama y Mitt Romney luchan codo a codo por ocupar la casa blanca durante el próximo periodo presidencial. Las últimas encuestas se diferenciaron en que unas dieron ganador al candidato que quiere ser relecto y otras la republicano, pero en lo que coincidieron es que sin importar cual de los dos salía airoso, los márgenes siempre fueron bastante cortos. ¿Cuáles fueron las propuestas de Obama y de Romney con respecto a los temas más importantes?, ¿qué dice cada candidato de las prouestas de su rival?


  La llegada de Obama a la casa blanca

El 4 de noviembre de 2008 Barack Obama pasaba a la historia por ser el primer presidente afroamericano en Estados Unidos. Con el 52.9% derrotó al republicano Jon 

McCain que tuvo el 47.5% de los sufragios.



Su campaña se basó en varios puntos neurálgicos, como un ambicioso plan para reactivar la economía del país, cerrar la base de Guantánamo y hacer una reforma migratoria. Sin embargo algunas de esas propuestas quedaron simplemente en eso, la base de Guantánamo sigue abierta y los resultados económicos no han sido los esperados.



Sin embargo Obama fue ganador del Premio Nobel de la paz en el año 2009, y en el año 2011 anunció que iba a ordenar el retiro de las tropas estadounidenses de Iraq, hizo una reforma sanitaria que amparó a millones de estadounidenses sin servicio médico y durante su gobierno se dio de baja al máximo líder de Al Qaeda y presunto autor intelectual del atentado a las torres gemelas el 11 de septiembre del 2001: Osama Bin Laden.



Por otra parte Obama, siguiendo la línea de varios presidentes a nivel mundial decidió lanzarse a otro período como presidente. Su contraparte, Mitt Romney fue elegido en enero de este año al derrotar en las primarias a Rick Santorum.

  La llegada de Romney y sus debates con Obama



Mitt Romney es un empresario originario de Michigan, que fue pastor mormón y gobernador del Estado de Massachusetts, además de ser el cofundador de varias empresas importantes como Bain Capital.



Fue pastor mormón de La Iglesia de Jesucristo de los santos de los últimos días en Michigan y vivió durante 30 meses en Francia sirviendo como misionero de la misma congregación religiosa.


Para las primarias del 2008 Romney se había presentado, pero no alcanzó a superar ni s John McCain ni a Mike Huckabee.

Tras dos debates entre Obama y Romney, y uno entre sus respectivo candidatos a vicepresidente Joe Biden y Paul Ryan no apareció un claro ganador.



En el primer debate realizado el 3 de octubre Romney sorprendió a Obama, quien según varios expertos y analistas se confió ante las capacidades y los argumentos de su rival.



En un curioso debate entre los católicos Biden y Ryan, llevado a cabo el 10 de octubre, no hubo un ganador claro, la opinión de los usuarios varió según el medio encuestador, los sondeos de CNN dieron a Ryan como ganador, con un 48% a su favor sobre un 44% de Biden. Mientras que una encuesta publicada por CBS afirmaba que para el 50% de los consultados Biden había ganado, sobre un 31% de los que vieron vencedor a Ryan.



En el segundo y tercer debate para los analistas y la mayoría de las encuestadoras el candidato demócrata inclinó la balanza a su favor, aunque no en una diferencia demasiado explícita y clara.



  Las propuestas de Obama y las propuestas de Romney


Las propuestas de Obama



Empleo: Obama insiste en la mejora del mercado laboral desde que entró en la Casa Blanca. Habla de 31 meses con creación de empleo, 5,2 millones de nuevos puestos y una mejora de la industria desde 2010. Ve el rescate público del sector del automóvil como un logro que salvó un millón de empleos, es partidario de aplicar exenciones fiscales a empresas que vuelven del exterior para instalarse en EE.UU.



Déficit interno y deuda: Obama promete un ahorro de cuatro billones hasta 2022. Habla de extender recortes presupuestarios como los del mandato actual, que cifra en un billón, e incrementar al mismo tiempo los ingresos a través de los impuestos.



Educación: Obama actuó para congelar los intereses de los créditos estudiantiles y homogeneizar los niveles entre estados.

Inmigración: Obama está a favor de regularizar de forma permanente a los jóvenes estudiantes indocumentados que llegaron al país siendo menores. Todavía defiende su promesa de una reforma migratoria integral, no cumplida en su primer mandato. No obstante, Obama ha deportado más inmigrantes ilegales que cualquiera de sus predecesores.



Impuestos: Obama defiende la "regla Buffett", que cargaría un tipo impositivo de al menos el 30% a quienes ingresen más de un millón de dólares al año., también impulsa un plan que prorroga más allá de 2012 los recortes de impuestos para rentas inferiores a 250.000 dólares anuales, aprobados durante la presidencia de George W. Bush.

 

Las propuestas de Romney



Empleo: Romney promete la creación de 12 millones de empleos, también promueve medidas para retener al capital humano en EE.UU. y desarrollar programas de visados para trabajadores altamente cualificados. Se apoya en su pasado como empresario y se postula como defensor de la pequeña y mediana empresa. Cree que el rescate de la banca debería haberse estructurado de manera diferente.



Déficit interno y deuda: Romney califica de "imperativo moral" la reducción del gasto nacional y la deuda del país; se compromete a reducir de entrada un 5 % el gasto en la mayoría de las partidas y acabar con la reforma sanitaria, privatizar la red de ferrocarriles y menguar la cooperación exterior, entre otros gastos. Asimismo se opone a las subidas de impuestos por considerar que ralentizan la economía.



Educación: Romney subraya la libertad de escuela, más control del rendimiento de los profesores y el fin de las diferencias territoriales. Está de acuerdo con los intereses bajos para los préstamos a universitarios.



Inmigración: Romney promete una reforma migratoria bipartidista y no deportar a los jóvenes indocumentados beneficiados en 2012 por la suspensión temporal de su 

deportación,  se encuentra a favor de planes para potenciar la inmigración legal. Meses atrás habló de favorecer que los indocumentados abandonen el país por voluntad propia, o sea por autodeportación.



Impuestos: Romney promete una rebaja de un 20 % de media sobre los impuestos de los contribuyentes individuales y una bajada al 25 % del impuesto de sociedades para alentar la creación de empleo, también quiere hacer permanentes los recortes tributarios de la era Bush y extenderlos a todos los contribuyentes.

  Estados indecisos y votos electorales

Según las encuestas hay ocho Estados indecisos: Florida, Carolina del Norte, Colorado, Iowa, Nevada, Nuevo Hampshire, Wisconsin, Virginia y Ohio.



Cada Estado tiene un número específico de votos electorales, es decir el número de votos que representa cada uno de ellos. Para ser presidente se necesitan mínimo 270 votos electorales.



Florida cuenta con 27 votos, Carolina del Norte con 15, Colorado con 9, Iowa con 7, Nevada con 5, Nuevo Hampshire con 4, Wisconsin con 10, Virginia con 13 y Ohio con 20.



El gran problema de Obama es que en todos los Estados excepto en Maine y Nebraska, quien gane (así sea por un margen mínimo) se llevará el total de los votos electorales del Estado, y por ejemplo en Florida, el demócrata iba en el segundo puesto según los últimos sondeos.



Sin embargo, los sondeos favorecen a Obama en Estados como Ohio, Virginia y Carolina del Norte.

Incluso hoy, día de las elecciones los candidatos siguen luchando por conseguir cada voto indeciso. Según el Colegio Electoral de EE.UU. esta misma noche se podrá saber quién es el nuevo presidente del país más poderoso del mundo.


América Latina no fue un tema relevante en la campaña presidencial de los Estados Unidos; no fue nombrada en ninguno de los cuatro debates (los tres de los candidatos presidenciales y uno de sus vicepresidentes); ni la prensa de ese país le dio mucha importancia a la visión de Obama ni de Romney por nuestro destino ni sus políticas exteriores con respecto a esta zona del planeta.


Ahora no parecemos ser una zona relevante para Estados Unidos, otras zonas como el Medio Oriente o el mundo Árabe, así como la crisis europea ocupan ese puesto.

Más allá del jolgorio con el que se viven las elecciones en Turbaco, o de los homenajes que le han rendido al presidente Obama en diferentes partes del país, parece que quien quede en el poder no influirá de manera considerable en nuestro destino, como lo afirmó el propio secretario de la OEA José Miguel Insulza. Por eso mismo: que entre el Diablo y escoja.