8N: una jornada de cacerolazo para los ‘indignados’ argentinos
Por: Jorge Eduardo Morales
Argentinos organizan cacerolazo para manifestar su malestar con el gobierno


Un movimiento de ciudadanos argentinos, ofendidos por las políticas del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner decidió convocar desde hace varios días una marcha de protesta para hoy 8 de noviembre, con el fin de mostrar su disconformidad con las medidas adoptadas por el poder ejecutivo.





El gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no pasa por su mejor momento, la inflación elevada, el cepo cambiario al dólar, la aprobación del voto a los 16 años, la presunta persecución a la prensa y los rumores de una intención pare re-relegirse de la presidenta, son algunos de los hechos han causado malestar en un sector de la población de ese país.



Por eso un grupo de personas decidió convocar desde el mes pasado a una marcha de protesta un “cacerolazo” para que los argentinos que no estén de acuerdo con las políticas de Fernández hagan visible su malestar. Aunque han dejado claro que la marcha no es incitada por ningún partido político, ni persigue un objetivo más allá de protestar contra las medidas del gobierno.



Precisamente, referentes de la oposición como Elisa “Lilita” Carrió manifestaron que aunque se encuentren a favor del 8N no participarán del acto porque es únicamente del pueblo. “Le pido a los políticos que no vayan al 8N”, afirmó.



La intención de Carrió, y de otros políticos es sustentar que las protestas no están motivadas ni financiadas por políticos ni medios de comunicación identificados con la oposición.



Por su parte, para el gobierno y sus seguidores, esta marcha si ha sido publicitada e incitada por políticos opositores y medios de comunicación como el Grupo Clarín o el diario La Nación, los cuales, desde hace un tiempo mantienen una línea editorial abiertamente contraria al kirchnerismo.



Las protestas comenzaron en países como Australia, Suiza, España y otras partes del mundo con una diferencia horaria adelantada con respecto a Argentina. La protesta ha sido convocada en más de 35 países, dentro de los cuales se encuentra incluido Colombia. El punto escogido por los argentinos residentes acá es el parque El Virrey, en el norte de Bogotá.



  “8N yo no voy”, la respuesta del gobierno y sus seguidores


La batalla publicitaria entre los convocantes del 8N y el gobierno y sus seguidores no ha tenido tregua, los dos grupos se han tomado los medios de comunicación y han empapelado la calle para mostrar sus argumentos, tanto para asistir como para no hacerlo.



Contraria a la propaganda emitida por los organizadores de la marcha, en la cual un grupo de personas daban sus razones para asistir al 8N, el gobierno y sus seguidores han hecho lo mismo, pero manifestando sus razones de la no asistencia al acto y mostrando además algunas de las políticas de Cristina Fernández.

  La oposición no logra ponerse de acuerdo


Mientras que el oficialismo se atrincheró en el Partido Justicialista, ha actuado de manera unificada y aunque con altibajos, ha sabido mantener su base electoral, la oposición no ha sabido unirse ni tornar el malestar de aquellos que se oponen al gobierno a su favor.



Los principales referentes políticos como Hermes Binner, Elisa Carrió, Mauricio Macri y Ricardo Alfonsín no han podido establecer alianzas ni políticas ni electorales, para así crear un frente más amplio y plural que represente un contrapeso relevante y una alternativa diferente al justicialismo.



Aunque una cantidad considerable de ciudadanos no se sienten identificados con el gobierno de turno, tampoco tiene en la contraparte un referente político con el que identificarse. Si para el 2015, la oposición quiere ser una verdadera alternativa al poder, debe dejar de lado sus diferencias y buscar sus puntos de convergencia.