¿Qué debe hacer Miguel Gómez para lograr la revocatoria del mandato de Petro?
Por: Contrapunto
Revocatoria de Petro



El representante del Partido de la U a la Cámara Miguel Gómez afirmó que ya recolectó la totalidad de firmas necesarias para revocar el mandato del alcalde mayor de Bogotá, Gustavo Petro, y destacó que gracias al malestar suscitado por el cobro del impuesto de valorización, pasaron de tener 6000 firmantes diarios a más de 20.000 firmantes diarios



El nieto de Laureano Gómez, y miembro del Partido de la U, Miguel Gómez Martínez inició en enero de este año, una campaña para revocar el mandato del alcalde mayor de la ciudad, Gustavo Petro.



Los propósitos de Gómez, de acuerdo a sus declaraciones a la emisora Blu Radio (donde es columnista) son “salvar a Bogotá de una catástrofe” y que la ciudad sea gobernada –según él- por alguien realmente capaz de hacerlo.



También afirmó que Petro quiere endeudar al distrito en 3 billones de pesos para realizar obras de transporte que ni siquiera cuentan con estudios previos que sustenten su utilidad ni su efectividad.



La recolección de firmas inició el 2 de enero del año corriente, pues para revocar el mandato de un funcionario, éste debe haber ocupado el puesto un tiempo no menor a un año.



Asimismo, y conforme a los artículos 11 de la ley 131 de 1994 y 69 de la ley 134 de 1994, para revocar el mandato únicamente de alcaldes y gobernadores se necesita que los ciudadanos presenten un número de solicitudes (firmas) que represente el 40% o más de los sufragios que tuvo a su favor el elegido.



Gustavo Petro fue el vencedor de las elecciones a la Alcaldía de Bogotá con 723.157 sufragios, o sea que se deben presentar 289.263 firmas que se encuentren vigentes en el censo de Bogotá, sin importar si votaron o no en las elecciones de octubre del año pasado.



Las firmas son presentadas a la Registraduría Nacional, para que ésta compruebe que no hay firmas repetidas, ni “planas” (cuando una sola persona realiza varias firmas). Si la Registraduría considera que no hay anomalías en la presentación de las peticiones, tiene un plazo de dos meses para convocar a elecciones y avisarle a la persona cuyo mandato pretende revocarse.



Una vez convocadas las elecciones, para que el mandato sea revocado el número de votos debe ser por lo menos el 55% del total de votos válidos el día en que el mandatario fue elegido.



Cuando Petro fue electo alcalde, se registraron un total de 2.325.374 sufragios válidos; es decir que para que su mandato sea abolido, deben votar por lo menos 1.278.955 personas.



Si el registrador confirma la validez de la votación y la favorabilidad de la revocatoria, dentro de los 30 días siguientes debe convocar a elecciones, y el candidato afectado no se podrá presentar a las nuevas elecciones.



Durante este tiempo el alcalde encargado será designado por el presidente de la república, o el gobernador o una persona perteneciente al partido político o movimiento del mandatario revocado.