Perspectivas de renovación urbana en la modificación del POT 2013
Por: Dilia Lozano
Bogotá



La Secretaria Distrital de Planeación presentó ante la ciudadanía la modificación extraordinaria de las normas del POT, que incluye como elemento importante la renovación urbana. La modificación ya tuvo concepto favorable del Consejo Distrital Territorial de Planeación, el pasado 11 de abril. La Administración debe recopilar los comentarios del Consejo Territorial para integrarlos al articulado y radicarlo ante el Concejo de Bogotá, el próximo 2 de mayo de este año.



La nueva propuesta prioriza la renovación urbana como uno de los mecanismos para estimular los procesos de redensificación, permitiendo mayores alturas y metros cuadrados construidos en áreas centrales de la ciudad que se encuentren deterioradas o que por su ubicación permitan un mejor aprovechamiento de su uso. De tal manera que las zonas deprimidas de la ciudad pueden obtener un desarrollo mediante la adopción de planes parciales de renovación urbana o la integración inmobiliaria . Cada uno de los anteriores instrumentos de gestión ofrece beneficios en la reducción de las cargas urbanísticas en espacio público que podrán ser transferidas en otros predios.



El tratamiento de renovación urbana, implica unas obligaciones de gestión del Estado, relacionadas con la integración de los predios y reconvención de usos del suelo, para que pueda intervenir en las zonas que presentan deterioro físico, ambiental y/o baja intensidad en el uso del suelo, muy relacionado con su potencial urbanístico y estratégico. La propuesta del POT establece una edificabilidad máxima de índice de construcción No. 5.



No obstante, la ciudad debe ofrecer a sus habitantes equipamientos y parques, por tanto el articulado propone que se deben hacer procesos de reurbanización y cumplir con los porcentajes de vivienda de interés prioritario.



Las modalidades de renovación urbana que contempla la modificación al POT, incluye el redesarrollo, que es permitido por la modificación total o parcial el suelo público, consiste en el suelo de infraestructura vial, servicios públicos, espacio público construido y suelo público producto de la cesión destinado a uso dotacional.



La modalidad de reactivación no requiere de la modificación de los usos del suelo destinado a público.



Las actuaciones urbanísticas en los tratamientos de renovación urbana se aplicarán a los planes parciales, que en las normas anteriores se encontraban en área de actividad industrial, o aquellas áreas o predios que anteriormente se destinen al uso industrial tengan la intención de cambiar de uso del suelo de un área mayor o igual a un hectárea útil inicial antes del cumplimiento de las obligaciones urbanísticas. La actuación de reactivación se desarrollará mediante la licencia de construcción.



Ahora bien, los cambios introducidos en la normatividad sobre renovación urbana, deben pasar por el debate del Concejo de Bogotá, los cuales tendrán una amplia discusión que deberá estar encaminada al beneficio de la ciudad y no a profundizar las diferencias entre el Palacio del Liévano y el Concejo de Bogotá.



Twitter: @diliapaz