Creencias bíblicas están asfixiando las políticas ambientales en EE.UU, afirma estudio
Por: Contrapunto
Cambio climático


Los Estados Unidos han fallado en tomar medidas para mitigar el cambio climático, en parte gracias a la gran cantidad de estadounidenses religiosos que creen que el mundo tiene una fecha de vencimiento establecida.



La investigación realizada por David C. Barker de la Universidad de Pittsburgh y David H. Bearce de la Universidad de Colorado descubrió que la creencia en el fin de los tiempos bíblicos era un factor de motivación detrás de la resistencia a la lucha contra el cambio climático.



"El hecho de que un porcentaje abrumador de los ciudadanos republicanos como profesan una creencia en una “segunda llegada” de Jesucristo (76 por ciento en 2006, según nuestro estudio) sugiere que los intentos gubernamentales para frenar las emisiones de gases de efecto encontrarían una fuerte resistencia, incluso si todos los demócratas en el país quisieran contenerlos, " escribieron Barker y Bearce en su estudio, que se publicará en la edición de junio de la Política Science Quarterly.



El sondeo, basado en datos del Estudio Cooperativo de la elección del Congreso en el año 2007, descubrió que la creencia en la "Segunda Venida" de Jesús reduce la probabilidad de apoyar fuertemente la acción del gobierno sobre el cambio climático en un 12 por ciento motivado por una serie de factores demográficos y culturales. 



Cuando los efectos de la afiliación política, la ideología política, los medios de comunicación y la desconfianza de los análisis fueron apartados de este estudio, la creencia en la "Segunda Venida" aumentó este efecto en casi un 20 por ciento. (Esto sugiere que hay una superposición significativa entre las tres variables y la creencia en el fin de los tiempos.)



"Es lógico pensar que la mayoría de los no creyentes apoyarían la preservación de la Tierra para las generaciones futuras, pero para los creyentes en los “tiempos finales” percibir tales esfuerzos son, en última instancia, inútil, y por lo tanto un mal consejo", explicaron Barker y Bearce.



Ese mismo sentimiento fue expresado por los legisladores federales. El representante John Shimkus (Republicano de Illinois), dijo en 2010 que se oponía a la acción sobre el cambio climático, ya que "la Tierra terminará sólo cuando Dios lo decida”. Curiosamente, él preside el Subcomité sobre Medio Ambiente y Economía.



Aunque los dos investigadores advirtieron que su estudio no tenía la intención de predecir los futuros resultados de las políticas, dijeron que su estudio sugiere que es poco probable que Estados Unidos tome medidas contra el cambio climático, al tiempo que muchos estadounidenses, especialmente los republicanos, que creen que en la llegada de “los tiempos finales”.



"Eso es gracias a instituciones como el Colegio Electoral, el mecanismo de representación de ‘el ganador se lo lleva todo’ y el obstruccionismo del Senado, así como la distribución geográfica de partidismo y la moderna polarización partidista. Los intereses minoritarios a menudo bloquean con éxito las preferencias mayoritarias," afirmaron Barker y Bearce. "Por lo tanto, incluso si el votante medio apoya las políticas destinadas a reducir el calentamiento global, la legislación para efectuar tal 

cambio podría encontrarse muerta si el votante republicano medio se resiste a las políticas públicas, al menos en parte debido a sus creencias del ‘final de los tiempos”.



Nota publicada en rawstory.com y traducida por Contrapunto.co