¿Correa vería igual a Snowden si estuviera revelando sus secretos?
Por: Martín Pallares El Comercio
El presidente Ecuatoriano desafía a Estados Unidos con Snowden
La posibilidad de que el Gobierno ecuatoriano conceda el estatus de asilado al exanalista de Inteligencia de EE.UU., Edward Snowden, trajo los primeros efectos colaterales.

 En tan solo cuatro días, la prensa extranjera posó su mirada en el Ecuador para hacer duros cuestionamientos a la puesta en vigencia de la Ley de Comunicación, al considerarla un nuevo ataque a la libertad de expresión por parte del presidente Rafael Correa.

La fórmula es simple. Los medios extranjeros tomaron nota del discurso de defensa de la libertad de expresión del Gobierno ecuatoriano para justificar su apoyo a Snowden (requerido por las autoridades de EE.UU. por revelar sus programas de espionaje) y lo comparó con las restricciones al periodismo nacional que aplica la ley de medios votada por el oficialismo.

Difícilmente, por ejemplo, un diario con la influencia de The Washington Post hubiera dedicado un editorial en términos tan duros sobre esta ley si no hubiera sido por la coyuntura de Snowden. En su artículo: "Snowden resalta el doble 'estándar' de Ecuador", este diario cita el artículo 30 de la Ley de Comunicación que prohíbe la circulación libre de información "protegida por una cláusula de reserva". En este caso, el exagente de inteligencia hubiera sido sujeto de "sanción financiera".

La revista The Atlantic también dedicó un importante espacio a este tema de forma muy firme. "Lo interesante es que si Correa ha creado un espacio seguro para extranjeros como (Julián) Assange y ahora posiblemente Snowden, no hace lo mismo con los disidentes en su propio país". Este medio asegura que la nueva ley "regula el contenido editorial y entrega a las autoridades el poder de imponer sanciones y censurar a la prensa". The Atlantic concluye que "aparentemente, poner luz en las actividades del Gobierno solo es legítimo cuando el gobierno en cuestión no es el ecuatoriano".

Según Los Ángeles Times, el diario más grande de la costa oeste de los EE.UU., el Consejo de Regulación de la Información estará integrado por cinco personas que, en su criterio, responden a Correa y, además, habla de la eliminación de un gran porcentaje de frecuencias de radio y TV privadas a favor de medios estatales.

 Dentro de la coyuntura del posible asilo a Snowden, ese diario entrevistó al ex asambleísta contrario a la ley de medios, César Montúfar, quien advirtió de los riesgos que, a su juicio, corre la libertad de prensa con este documento. El Financial Times calificó al Consejo regulador como "orweiliano", en alusión al Ministerio de la Verdad de la novela "1984" del escritor inglés George Orwell.

 Otra revista con gran prestigio y audiencia es Mother Jones. Ahí se señala que Snowden puede dar bríos al discurso antiestadounidense de Correa pero que su idea de darle el asilo será un búmeran ya que atraerá atención global a su política contra con la prensa, apuntando figuras como el linchamiento mediático. "Por darle a Snowden el abrazo del oso, Correa puede atraer la atención a su propio historial de oposición a la prensa robusta que lo desafía".

Una de las publicaciones digitales más respetadas, Salon, también puso los ojos en la Ley de Comunicación ecuatoriana a propósito del caso Snowden. La ley, señala Salon, deja que el Gobierno decida lo qué es información veraz y amenaza a los periodistas con sanciones penales por "socavar el prestigio de personas o grupos y permite a las autoridades ordenar a los medios a publicar disculpas públicas por sus reportes".

No solo el mundo anglosajón ha aludido el desempeño del Ecuador en temas de libertad de prensa a propósito de Snowden.

Diario Le Monde (Francia) afirmaba que "el pequeño país de 15 millones está lejos de ser un paraíso para los defensores de la libertad de expresión", retomando el editorial de The Washington Post.

Y John Carling, en El País (España) decía esto sobre Snowden: "¿Lo verían igual Correa y Patiño si en vez de filtrar secretos norteamericanos filtraba los suyos? ¿O hubieran pedido su extradición?".