Siete científicos fueron encontrados culpables de asesinato por no predecir terremoto
Por: cba.ca
http://cba.ca
A pesar de que los terremotos son imposibles de predecir, científicos fueron condenados por no hacerlo

Siete científicos fueron condenados en relación con el terremoto que mató a más de 300 personas en Italia. La fiscalía italiana acusó a los científicos de entregar información incompleta e incorrecta sobre el terremoto en abril de 2009.


Los investigadores asumieron que los científicos debieron generar alertas masivas y un comunicado oficial anunciando el terremoto.


Los científicos condenados se destacan por ser unos de los más prominentes en Italia, estando entre estos Enzo Boschi quien fue en su momento el director del instituto de Geofísica y Vulcanología.


A pesar de que la defensa argumentara que es imposible predecir los terremotos, teniendo como evidencia que ningún movimiento telúrico grande ha sido jamás anticipado, el juez llegó a la conclusión que los siete geólogos han debido anunciar el terremoto.


La fiscalía en su momento presentó el testimonio de la hija de una víctima mortal del sismo, quien asegura que su madre habló con ella el día anterior y que pese al miedo que tenía por pequeños sismos que antecedieron la catástrofe, decidió quedarse pues los científicos habían anunciado que era normal.



  El sismo que sacudió a Italia en el 2009

elmundo.es


Un fuerte seísmo de magnitud 5,8 en la escala de Richter sacudió a las 03.32 horas el 6 de abril de 2009  el centro de Italia y provocó al menos 200 muertos, decenas de desaparecidos y más de un millar de heridos, según el Ministerio del Interior.


El terremoto tuvo su epicentro a pocos kilómetros de L'Aquila, una ciudad amurallada situada a dos horas de Roma y capital de la región de los Abruzos. Las ondas sísmicas provocaron graves daños humanos y materiales en esta ciudad y en numerosas localidades de su provincia, como Santo Stefano di Sessanio, Villa Sant'Angelo, Paganica, San Demetrio, Fossa y Poggio Picenze.


Además, los funcionarios de defensa civil han estimado que el terremoto habría dejado unas 70.000 personas sin hogar.



Ha sido el peor terremoto registrado en Italia desde noviembre de 1980, cuando murieron en el sur del país 2.570 personas.


El director de Protección Civil, Guido Bertolaso, ha asegurado que era imposible prever un terremoto de estas magnitudes, pese a que un geólogo lo había advertido dias antes. El jefe de Protección Civil llegó a calificar al físico de imbécil por hacer su pronóstico. Otros medios italianos informan de que, con anterioridad al terremoto, se produjeron movimientos sísmicos más débiles en la misma zona, al noreste de la capital italiana y cerca también de la ciudad de Pescara.



  Geólogo avisó el desastre pocos días antes del terremoto

elmundo.es


Giampaolo Giuliani, técnico e investigador en el Laboratorio Nacional de Física de Gran Sasso, lo avisó. Un fuerte seísmo iba a sacudir la zona de L'Aquila en los próximos días. Nadie le hizo caso, pese a que las predicciones alertaban de fuertes movimientos, y además fue acusado de generar una alarma inncesaria. ¿Se podría haber evitado la tragedia de haberle hecho caso?


Esa es la pregunta que se hacen muchos en Italia tras el fuerte seísmo de casi 6 grados de magnitud que ha sacudido esta madrugada el centro de Italia y que ha dejado un gran número de víctimas.


Giuliani advirtió hace unos días gracias a una herramienta llamada 'Gamma Tracer', con la que trabaja en su laboratorio, de la presencia de continuas réplicas en la zona que predecían la llegada de un terremoto más fuerte.


Sus declaraciones en un programa de televisión produjeron la alarma entre los vecinos de la zona [Vea el vídeo] que expresaban su miedo ante la posibilidad de que sucediera lo que finalmente y por desgracia ha ocurrido. Su predicción fue, en aquel momento, calificada de alarmista y pocos fueron lo que le escucharon, pese a que el Centro de Terremotos de Italia también había recogido los movimientos sísmicos.


Giampaolo Giuliani/ EFE


Incluso el máximo responsable de Protección Civil encargado de las tareas de rescate en el terremoto llegó a calificar de imbécil a Giuliani, que ha vuelto a reiterar que esta catástrofe podría haberse evitado.


La tesis de Giuliani se basa en el análisis de un gas radiactivo, el Radón. Cuando las fallas se mueven este gas encuentra una vía de fuga alcanzando la superficie. De manera, que pudo dar una predicción exacta del lugar en el que iba a ocurrir.