África, de ser un continente perdido a convertirse en la última moda en inversión
Por: bbc.co.uk, cnbc.com, time.com, economist.com
Nuevos ojos sobre África revelan retos gigantes y oportunidades nuevas
economist.com

Lo que antes era un destino casi prohibido, considerado como una ruleta en términos de inversión, ahora es un lugar común para los inversionistas europeos, norteamericanos y asiáticos para hacer negocios.


Las tasas bajas de crecimiento, que han llegado a ser negativas, en los países europeos, así como cambios y estabilizaciones políticas en África han hecho que capitales de riesgo moderado se arriesguen a bajar.


A pesar de que existen serias dificultades para lograr crecimientos sostenidos, en infraestructura y capital humano, el crecimiento de áfrica tiene sorprendidos hasta a los más escépticos. El continente africano va a tener un crecimiento del 5% para el 2012, que supera ampliamente a cualquier continente.


De acuerdo con el Banco Mundial los ingresos anuales por persona han aumentado lo suficiente en el continente para ser considerados de ingreso medio, alrededor de $1700 dólares anuales por persona.




De acuerdo con Wolfgang Fengler, un economista del banco mundial África tiene buenas perspectivas en el mediano plazo por cuatro razones:


Primero: La población está creciendo de forma adecuada, es decir que la expectativa de vida ha aumentado al mismo tiempo que las familias son cada vez más pequeñas. Por ejemplo Nigeria puede pasar a Estados Unidos como el tercer país mas poblado del mundo (después de China e India) disminuyendo al mismo tiempo la tasa de natalidad.


Segundo: Procesos rápidos de urbanización están logrando un uso más adecuado de la energía, generando al mismo tiempo pequeños avances en industrialización a pequeña escala.


Tercero: Los avances tecnológicos tienen efectos más inmediatos y de mayor proporción en África que en cualquier otro lugar del mundo. En la última década, por ejemplo, el uso de teléfonos pasó de 0,7% al 70% de la población, con el advenimiento de la tecnología celular que no requiere la instalación de líneas fijas. Así mismo, el uso de servicios bancarios en teléfonos móviles ha avanzado más rápido en África que en cualquier otro continente.


Cuarto: El manejo económico y la gobernabilidad en diferentes países africanos a mejorado sustancialmente. En algunos casos la formación de gobiernos nuevos ha significado que regiones o países no tenían ningún tipo de Estado formal ahora lo tienen.


De acuerdo con Fangler, si las condiciones se mantienen para el 2025 los ingresos promedios de los africanos habrán dejado de ser de pobreza para convertirse en ingresos medios-bajos.


Los avances, significativos, traen mayores retos. Las condiciones tan precarias en que se encontraba África han hecho que pequeños cambios traigan grandes resultados, dejando al continente con dos necesidades fundamentales. Por un lado se necesitan grandes obras de infraestructura, que hasta ahora es precaria en el continente y por otro hace falta una gran cantidad de trabajadores con educación superior que asuman los retos de un desarrollo sostenido.





  China Vs. Estados Unidos en África ¿Quién va ganando?

Cnbc.com

La Secretaria de Estado de Estados Unidos hizo un viaje a principios de agosto por diferentes países africanos en una gira que duró 11 días. El primero de agosto, dando un discurso en la Universidad de Cheikh Anta Diop en Dakar, Senegal, Clinton sostuvo: “La estrategia de Obama para África sub-sahariana está basada en cuatro pilares: primero buscar oportunidades para el desarrollo; segundo lograr crecimiento económico, comercio e inversión; tercero lograr avances en seguridad y paz; y cuarto fortalecer las instituciones democráticas.”


La comunidad china no hubiera tenido ningún reparo contra la embestida norteamericana sino fuera porque recibieron la segunda parte del discurso como una afrenta directa a su nueva posición como superpotencia “Además estamos buscando que los países ricos en recursos logren mejorar realmente la vida de sus ciudadanos. Los días en que llegaban extraños y robaban las riquezas de África, sin dejar nada atrás no son del siglo XXI”


Fuente: Time.com


Al día siguiente la agencia de noticias china Xinhua aseguró que el viaje de Clinton a áfrica “era parte de un plan para generar discordia entre China y África” agregando que “el señalamiento de que China está extrayendo los recursos naturales para sí misma está lejos de la verdad”


Dejando de lado las peleas casadas entre Beijing y Washington, las cuentas dejan claro que el comercio con el continente africano ha cobrado impulso y rivalidad entre las dos superpotencias.


El comercio total entre China y África suma $166 billones de dólares anuales mientras que el comercio entre EEUU y el mismo continente es de $95,3 billones. El aumento del comercio con China a sido de 300% desde el 2006.


Así mismo, el gobierno asiático ha sido mucho más agresivo logrando una presencia en áfrica, abriendo 150 misiones comerciales en 48 países africanos, mientras que Estados Unidos sólo tiene sólo cinco en todo el continente.



  ¿Qué busca China en África?

News.bbc.co.uk


La creciente necesidad de materias primas, minerales y fuentes de energía de la economía china ha sido la principal razón de que cientos de empresas de este país hayan aterrizado en África.


Otra área clave de la influencia china en África es el sector de la construcción. La creciente necesidad de materias primas, minerales y fuentes de energía de la economía china ha sido la principal razón de que cientos de empresas de este país hayan aterrizado en África.


fuente: Time.com


Convertido desde 2004 en el segundo principal importador de combustibles detrás de EE.UU., China compra el 28% de su petróleo en este continente. Sólo en Sudán, China ha invertido US$4.000 millones en explotación y producción petrolera.


Pero no sólo se trata de barriles de crudo. Aluminio, bauxita, minerales ferrosos, cobre manganeso y uranio también están en la lista del "supermercado africano".


Otra área clave de la influencia china en África es el sector de la construcción, donde las empresas estatales asiáticas han desplazado a las compañías europeas y sudafricanas.


Gracias a su bajo presupuesto, su acceso a capital barato a través de los bancos estatales chinos y al apoyo político de las altas esferas en Pekín, estas empresas han ganado contratos para construir carreteras, puentes, vías férreas, represas, hospitales y estadios a lo largo de todo el continente.


Otro de los motivos para mirar hacia África es la búsqueda de nuevos mercados. China ha sufrido durante años de sobre-producción en varias áreas de su economía, como electrónicos y textiles, y no encuentra competidores en los mercados africanos.


Tampoco hay que olvidar el factor diplomático. China contempla a los países africanos como actores cada vez más importantes en el escenario internacional. El no reconocimiento de Taiwán como nación independiente y el apoyo a Pekín en foros mundiales son dos factores muy valorados por el gobierno comunista.


El continente africano encuentra en China un importante inversor que no duda en colocar su dinero en países ignorados por multinacionales y organismos internacionales de crédito internacionales.


Países destruidos por guerras civiles como Angola, Mozambique, la República Democrática del Congo y Sierra Leona están siendo reconstruidos por empresas constructoras y créditos chinos.


En Angola por ejemplo, las empresas chinas construyeron el Hospital General de Luanda, el Palacio de Justicia, el Ministerio de Economía, decenas de edificios de departamentos y las redes de agua potable.


En Sierra Leona, el Estadio Nacional, el Parlamento, cuarteles militares y policiales, represas y puentes fueron construidos por estas compañías, que también levantaron el Estadio Nacional de Fútbol de Tanzania, el puente Tanzania - Mozambique, y las redes ferroviarias entre Tanzania, Zambia y Angola.


Grupos civiles y organizaciones no gubernamentales dentro y fuera de África han criticado a China por hacer negocios sin importarle el currículum de sus interlocutores, bajo la retórica de la "no interferencia", la hermandad "no alineada" y el total respeto por la soberanía de los estados.


"Donde quiera que haya recursos, ahí estarán los chinos, ellos no ven lo malo, no oyen lo malo, y eso es muy perjudicial para los africanos", dijo al Washington Post Meter Takirambudde, jefe de la división africana de la organización de defensa de los derechos humanos Human Rights Watch


El apoyo chino al gobierno de Sudán en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, cuando se debatían posibles sanciones al país africano por el genocidio en Darfur, ha sido señalado como una de las consecuencias más peligrosas de esta estrecha relación chino-africana.


Y muestra, además, que no sólo el partido comunista chino, sino también algunos gobiernos africanos se benefician en el plano diplomático de esta alianza económica.